Colombia: El compromiso de un movimiento plural con la paz

Tomado de Prensa Latina.

Después de un año de creado, el movimiento Defendamos la Paz reafirma su decisión de continuar uniendo esfuerzos para mantener la paz como tema central de la agenda pública en Colombia.

Promotor de iniciativas contra la violencia y por la vida en el país, es un bloque plural integrado por exnegociadores del proceso de paz, exministros, exconstituyentes, académicos, congresistas, artistas, juristas y líderes de partidos políticos y de organizaciones sociales y de víctimas del conflicto armado interno.

Al cumplir esta semana su primer año, ratificó su compromiso con la defensa e implementación integral del Acuerdo de Paz negociado en La Habana y firmado en 2016 por el Estado y la exguerrilla FARC-EP.

“Nuestras prioridades están, en primer lugar, en la defensa de la vida de las personas que ejercen liderazgo social y de los excombatientes, en la aprobación de las circunscripciones transitorias especiales de paz y en la implementación territorial del Acuerdo”.

A juicio del senador Iván Cepeda, “esta poderosa convergencia ha contribuido a proteger el proceso de paz de toda clase de ataques, a avanzar en la implementación del Acuerdo, y a la movilización por la vida de exguerrilleros y líderes sociales en los territorios”.

En dicho contexto se realizó esta semana en Bogotá la primera Cumbre por la Paz Territorial, con la presencia de más de 500 personas, muchas de ellas alcaldes y gobernadores de municipios y departamentos estratégicos que acordaron constituir una red de autoridades locales por la paz.

Los participantes hicieron público su compromiso con la paz en una declaración en la que expresaron que “la paz es el camino, la paz es imparable” y se comprometieron a implementar el Acuerdo para la terminación del conflicto armado en los planes de desarrollo territorial.

El movimiento agradeció los anuncios hechos en la Cumbre por la alcaldesa de esta ciudad, Claudia López, “y su rotundo compromiso de implementar el Acuerdo, de convertir a Bogotá en el epicentro de la paz y la reconciliación”.

“Son muchos los compromisos que las autoridades locales expresaron y, por eso, estaremos convocando una segunda cumbre para identificar los avances y retos de la paz territorial para la cual el gobernador del departamento Magdalena, Carlos Caicedo, se comprometió en ser su anfitrión”, apuntó.

Asimismo, el movimiento expresó al gobierno nacional que, a pesar de las grandes diferencias sobre el enfoque, la valoración del Acuerdo y del papel del Ejecutivo en su implementación, “estamos dispuestos a establecer un diálogo serio, profundo y fructífero sobre la implementación integral” de lo pactado.

Al intervenir en la cumbre, Carlos Ruiz Massieu, jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, dijo que el Acuerdo ofrece herramientas para poner fin a los ciclos de violencia y que su implementación integral en todos sus aspectos es el camino para consolidar una paz estable y duradera.

“Mantenemos viva la esperanza, confiamos en que, por encima de todas las trabas, distorsiones y maniobras, cada día más colombianos, sin distingos políticos, comprenden la enorme importancia de lo pactado”, expresó por su parte el presidente del partido FARC, Rodrigo Londoño.

“No estamos aquí para llorar por la leche derramada. Estamos aquí porque aplaudimos que, desde las regiones, desde las localidades y la inmensa geografía rural colombiana, se levanten los corazones en un inmenso empeño por preservar, fortalecer e implementar el Acuerdo”, aseveró.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.