Brasil: el fotógrafo Sebastião Salgado y su esposa alertan sobre un genocidio indígena

El fotógrafo Sebastião Salgado y su esposa, la arquitecta Lélia Wanick, advirtieron sobre “el riesgo real a un genocidio” de comunidades indígenas en la región amazónica de Brasil, una de las más golpeadas del país por la pandemia de coronavirus.

CAPAC – Tomado de Télam – Fotografías Sebastião Salgado.

En una carta pública difundida hoy y firmada por artistas de todo el mundo pidieron al gobierno de Jair Bolsonaro tomar medidas para proteger a estos pueblos originarios. 

“Los pueblos indígenas de Brasil sufren hace mucho tiempo con la deforestación, los incendios forestales, los ríos envenenados y la invasión de sus tierras. Ahora corren el riesgo de ser diezmados por la Covid-19, a menos que se tomen medidas urgentes para protegerlos”, advirtió la carta, firmada, entre otros artistas, por Madonna, Oprah Winfrey, Brad Pitt, Paul McCartney, Sylvester Stallone, Pedro Almodóvar, Meryl Streep, Ai Weiwei y Werner Herzog. 

Entre los firmantes brasileños se destacan, además de Salgado y Wanick, Caetano Veloso, Gisele Bündchen, Chico Buarque, Gilberto Gil y Fernando Meirelles.

La carta abierta al presidente brasileño Jair Bolsonaro y publicada online en forma de petitorio para que todos puedan sumar su firma.

La situación de las comunidades indígenas en la zona Amazónica “es doblemente crítica porque los territorios reconocidos para uso exclusivo de los pueblos originarios están siendo ilegalmente invadidos por garimpeiros (buscadores de metales y piedras preciosas), madereros y usurpadores”, alertó la carta.

“Estas operaciones ilícitas -continuó el texto- se aceleraron en las últimas semanas porque las autoridades brasileñas responsables de proteger estas áreas fueron inmovilizadas por la pandemia. Sin ninguna protección contra ese virus altamente contagioso, los indígenas sufren un riesgo real de genocidio, a través de contaminaciones provocadas por los invasores ilegales de sus tierras.”

El estado brasileño de Amazonas atraviesa uno de los peores brotes de coronavirus del país.

A esta situación en las zonas de exclusividad de indígenas se suma que el estado brasileño de Amazonas atraviesa uno de los peores brotes de coronavirus del país, especialmente su capital y la ciudad más grande de toda la Amazonía, Manaos. 

El sistema de salud y mortuario en Manaos está totalmente colapsado: ya no hay camas en terapia intensiva, los hospitales no pueden hacer frente a los nuevos infectados y las autoridades ya no tienen capacidad de enterrar apropiadamente a sus muertos.

El gobierno local contaba con que el presidente Bolsonaro le enviara miles de ataúdes por avión. Sin embargo, éste rechazó el pedido y profundizó aún más la crisis sanitaria que vive la ciudad. 

Con más de 450 muertos y más de 5.000 infectados confirmados -la cifra real se cree es mucho mayor dada la falta de testeos masivos-, el brote en Amazonas sigue estando lejos de los miles de fallecidos y enfermos que se acumulan en San Pablo y Río de Janeiro. 

En total, Brasil registró hoy más de 97.100 casos y de 6.700 muertos, según cifras oficiales citadas por el portal de noticias de Globo, G1.

Sin embargo, la falta de infraestructura y recursos del estado de Amazonas convirtió allí al brote en una crisis muy rápidamente. 

El jueves pasado, la Asamblea Legislativa estadual abrió un proceso de juicio político para destituir al gobernador Wilson Lima por la gestión de la pandemia y la rápida escalada de las crisis sanitaria y mortuaria.

Lima, un ex aliado del presidente Bolsonaro y dirigente del derechista Partido Social Cristiano (PSC), está acusado de malversar fondos y no gestionar bien el presupuesto destinado a salud desde el inicio de la pandemia. 

El estado de Amazonas comparte frontera con las regiones amazónicas de Perú, Colombia y Venezuela.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.