Bloqueo: Nueva sanción de Estados Unidos contra Cuba

Estados Unidos anunció una nueva medida para arreciar el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, al sancionar a una empresa que participa en el envío de remesas a la isla caribeña.

CAPAC – fuente Cubadebate

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo este lunes a través de un tuit que la sanción contra la empresa cubana de remesas American International Services (AIS), se hará efectiva a partir de este martes 29 de septiembre.

La acción se suma al cerco unilateral de Washington contra la nación antillana, repudiado por la comunidad internacional.

Pompeo justificó la inclusión de AIS en la Lista de Restricciones a Cuba, con el pretexto de que es una compañía bajo el supuesto control de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de la isla.

Según el funcionario, los ciudadanos y compañías estadounidenses tienen prohibido realizar transacciones financieras con estas empresas.

Fincimex fue incluida en la lista de compañías restringidas en junio, y debido a eso el banco francés Credit Mutuel paralizó los servicios a esa entidad, lo que afectó el envío de remesas en dólares.

El gobierno de Estados Unidos puso en vigor el 24 de septiembre pasado otras medidas destinadas a recrudecer las sanciones unilaterales contra Cuba a pesar del rechazo internacional a este cerco unilateral.

En esa ocasión, el Departamento del Tesoro emitió regulaciones que prohibieron las importaciones de ron y tabaco, así como el hospedaje de norteamericanos en hoteles o propiedades controladas por el gobierno cubano, funcionarios estatales o el Partido Comunista y sus familiares cercanos.

El anuncio de las medidas tuvo lugar poco después de que el presidente Donald Trump agradeciera el respaldo con vistas a las elecciones del 3 de noviembre de directivos de la brigada mercenaria que sufrió una aplastante derrota en Playa Girón (Bahía de Cochinos) en abril de 1961.

Dicha agrupación participó en la invasión contra la isla caribeña con el apoyo material y financiero del gobierno de John F. Kennedy, destinada a derrocar a la naciente Revolución Cubana que triunfó el 1 de enero de 1959.

El Departamento del Tesoro también eliminó mediante ese documento una política de autorización general para la participación u organización de conferencias, seminarios, exhibiciones y eventos deportivos en Cuba.

A partir de esta fecha, los ciudadanos, residentes y compañías sujetas a las leyes estadounidenses deberán solicitar una autorización o licencia específica para estas actividades.

Además, los estadounidenses que viajen a Cuba no podrán comprar ron o tabaco como souvenirs ni podrán hospedarse en hoteles, según las mencionadas restricciones.

Las más recientes prohibiciones informadas por Pompeo, al igual que las que comenzaron a implementarse el 24 de septiembre, entran en vigor a pocas semanas de las elecciones generales del 3 de noviembre próximo. Expertos en el tema las interpretan como parte de la campaña de Trump, en momentos en que Florida, donde reside buena parte de las figuras de ultraderecha cubanoamericana, constituye uno de los estados clave para dichos comicios.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.