Axel Milanes, una visión de los hechos producidos por “SOS Cuba” desde la cultura

El cantautor cubano, Axel Milanes, que ha vivido varios años en Argentina, expone en sus redes sociales una contundente respuesta a quienes impulsan el “SOS Cuba” haciendo un brillante análisis de la situación. Una visión de los hechos desde la cultura.

CAPAC – por Axel Milanes

Este es uno de los relatos que, acerca de Cuba, están siendo difundidos con gran dedicación: «Un Pueblo sufrido y desesperado se enfrenta a un Presidente inepto y asesino».

Al menos una docena de mis contactos en Facebook me han tentado a intercambiar,  «encuadrándome» la discusión en el «criminal DC» (Díaz Canel).

Parece que el odio necesita hacer un foco en el Presidente Miguel. Eso tiene sentido si se busca crear en Cuba una grieta entre el Pueblo y el Estado (incluyendo sus instituciones).

Esa fragmentación serviría además para distraer nuestra atención de un asunto que es mucho más abarcador: El contexto. O sea, se crea un foco (en este caso Miguel) para disminuir nuestra capacidad de percibir el contexto. Ya ha pasado con Fidel y con Raúl. Y pasará también con «fulano el próximo presidente».

Miguel solo lleva un par de años al frente de Cuba (y que año 2020 le tocó!!!). Es inteligente. Tiene una visión larga y ancha pues para eso se ha preparado como estadista. Y lo más importante, en su condición de funcionario público: trabaja dentro de un equipo también muy inteligente y capacitado. Quien niegue esa realidad estaría pecando de soberbio y sobre todo de ignorante. De hecho, casi ninguno de los que opinamos, en su contra o a su favor, sabemos un pito de Estadismo.

Me parece una locura tildar de criminal a un hombre que ha asumido estar al frente en la organización de toda la protección que, por parte del Estado, hemos recibido nosotros, el Pueblo, durante casi un año y medio de Covid.

Pero como decía, Miguel no es el centro.

Si alguien piensa que no hay una orquestación imperialista en las protestas del 11 de julio, está siendo ingenuo. O se está haciendo el ingenuo. Esa orquestación ya ha sido demostrada por especialistas en análisis, desde diferentes países.

Eso no significa que los manifestantes del 11 de julio sean zombies manejados por internet. Han salido a protestar a partir de sus diversos,  humanos y legítimos motivos. Aunque también dentro de toda esa masa crítica se destacaron unos cuantos manipuladores y otros tantos ejecutores, que buscaban implosionar nuestro sistema, y hasta contaban con cierta planificación,  capacitación y apoyo para ese intento, en mi criterio un poco «peliculero» para llevarlo a cabo en un país tan ágil de reflejos como Cuba. Eso se está y se seguirá demostrando en estos días.

En Cuba, es cierto que hay un montonazo de problemas. No solo de estos problemas importantes que a veces a algunos «opinólogos» les encanta debatir a la ligera, de noche y tomando alcohol, acerca de la Democracia, los Derechos, las Libertades, la Individualidad etc… Hay problemas realmente más urgentes para nuestro Pueblo: Comida, Vivienda, Medicamentos, Bienes materiales de primera necesidad, Proyectos de vida…

Ahora viene la cuestión sobre si el problema es del Bloqueo o del Socialismo. Miren, ningún país (sea socialista o no) puede funcionar bien si tiene un bloqueo como el que tenemos nosotros por parte de los Estados Unidos. Todo lo otro del «bloqueo interno» es una construcción mental que no quedará demostrada mientras haya semejante presión externa. Cuando las condiciones materiales fluyen, la mente y la capacidad de acción también deberían fluir. Y en Cuba, si algo hay de sobra, son cerebros y gente emprendedora. De acuerdo, lo mío también es una construcción mental. Que quiten el bloqueo y veamos.

La población cubana está muy necesitada. Eso es cierto. Tiene muchos momentos de molestias en el día (un día tras otro). Eso es cierto. Y también es cierto que aún así, tiene un valor y una espiritualidad que no entran por el aro de sus dramas materiales. Cuál será la razón de esa riqueza?

Lo del descontento con el Socialismo, es algo que solo pueden inventar los enemigos del Socialismo. El descontento es con la escasez y con la lentitud para salir de ella. El Pueblo quiere resolver sus problemas y si el Socialismo se los resuelve el Pueblo se alegra. Puede ser que le moleste a una parte de nuestro Pueblo la cantidad de consignas y de condicionantes morales (reforzando las ideas socialistas) que tiene que escuchar constante e inevitablemente en el contexto de sus sacrificios cotidianos y sus necesidades más inmediatas. Consignas que, desde otro punto de vista, tienen necesariamente que ser promovidas (aunque no parezcan estar en sintonía con las urgencias del Pueblo) si el Gobierno y el Estado tienen un carácter socialista.

Al Pueblo le molestan las medidas extremas y los funcionarios extremistas. Estos últimos son realmente insoportables pero son, en parte, al igual que las medidas extremas, reflejos de la vida social en condiciones extremas, causadas, entre otras cosas, por las políticas extremas de… ¿Podría decir de un imperio extremista capaz de llegar al extremo del genocidio en cualquier extremo del Mundo? ¿O no tiene nada que ver el Imperialismo?

Pero fíjense que hasta eso se resuelve,  tal vez no del todo pero seguramente en buena parte, quitando el Bloqueo yanqui. Sin bloqueo el Pueblo estaría mejor y el Gobierno no tendría que poner un excesivo énfasis en reforzar o machacar (como prefiera verlo cada quien) la conciencia de la gente con arengas y consignas. Y por supuesto, si una sociedad está más relajada, los extremos, extremismos y extremistas se ridiculizan por sí solos.

Cuba se encuentra en la situación de ser un país materialmente pobre y bloqueado. Llevado siempre a los extremos. Y también algunas veces yendo solito y convencido (no hay que olvidar que culturalmente los cubanos  somos bastante «intensos»). Lo único que le queda por hacer es buscar alternativas, a veces surrealistas, y siempre en condiciones tan cambiantes como los nombres de las tormentas tropicales, para sobrevivir, manteniéndose en su decisión (su derecho) de ser un sistema socialista.

Y aunque no me voy a explayar en esta idea, recuerden que, aún pobres y bloqueados, ostentamos el reconocimiento de casi todos los países del planeta, en diversos asuntos asociados al Bienestar físico, mental y espiritual del Ser Humano. Sugiero «googlear» las virtudes y los logros del Sistema Cubano.

¿Y qué hace el imperialismo? Trata todo el tiempo de ponérsela difícil a Cuba. Lo mismo hace con cualquier otro país que no le obedezca. Atención amigas y amigos: EEUU tiene más de 400 intervenciones militares en menos de 200 años. No olviden ese dato.

Como sé que está de moda «aturdirse» o hacerse el aturdido cuando alguien menciona la palabra «Bloqueo» para defender a Cuba , voy a pedirles un pequeño y breve enfoque en otra parte del Contexto: el término «Golpe Suave». Aquí si voy a copiar y pegar unos pocos elementos que algún perverso ya se encargó de explicar:

(…)

Se denomina Golpe de Estado Blando, Golpe Suave, Golpe Encubierto o Golpe no Tradicional al uso de un conjunto de técnicas no frontales y principalmente no violentas de carácter conspirativo, con el fin de desestabilizar a un gobierno y causar su caída, sin que parezca que ha sido consecuencia de la acción de otro poder.

La estrategia del Golpe Suave incluye entre sus tácticas «el cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento, promoción de factores de malestar como desabastecimiento, criminalidad, manipulación del dólar, denuncias de corrupción, entre otros. Esta promoción se realiza por los medios de comunicación masiva y sin un sustento real. Su principal característica radica en la apariencia de legalidad.

A diferencia de los golpes militares, la caracterización de Golpe Blando alude a la estrategia mediante la cual se lleva adelante la destitución de un presidente elegido por el voto popular.

La estrategia del Golpe Blando se puede ejecutar en cinco fases:

1) La primera etapa es promover acciones no violentas para generar y promocionar un clima de malestar en la sociedad, destacando entre ellas denuncias de corrupción, promoción de intrigas o divulgación de falsos rumores.

2) La segunda etapa consiste en desarrollar intensas campañas en “defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos”, acompañadas de acusaciones de totalitarismo contra el gobierno en el poder.

3) La tercera etapa se centra en la lucha activa por reivindicaciones políticas y sociales y en la manipulación del colectivo para que emprenda manifestaciones y protestas violentas, amenazando las instituciones.

4) La cuarta etapa pasa por ejecutar operaciones de guerra psicológica y desestabilización del gobierno, creando un clima de «ingobernabilidad».

5) La quinta y última etapa tiene por objeto forzar la renuncia del presidente de turno, mediante revueltas callejeras para controlar las instituciones, mientras se mantiene la presión en la calle. Paralelamente, se prepara el terreno para una intervención militar, mientras se desarrolla una guerra civil prolongada y se logra el aislamiento internacional del país.

(…)

Les suena conocido todo esto?

Bueno, he intentado contextualizar un poco este momento de Cuba que, al parecer, algunas personas desean reducir a una simple consigna: «El malvado DC contra el Pueblo cubano»

Y para beneplácito de algunos, he evitado abordar la ocupación de Cuba por EEUU desde 1898 hasta su retirada para siempre en 1959, o todos sus intentos, desde entonces hasta hoy, para virarnos el país al revés. Porque de eso se trata, de darnos fuego todo el tiempo. Bombas, Plagas, Atentados, Campañas mediáticas, Amenazas o intentos de invasiones,  Guerra cultural, Operaciones psicológicas, Ataques cibernéticos, Sanciones, Bloqueos, Golpes Blandos… despojos y más despojos.

Y como no vamos a obedecerles, tenemos que defendernos.

Dicho esto, no puede ser Miguel el foco del asunto. Como tampoco lo fue Fidel. Ni Raúl. Como tampoco lo será «fulano el próximo presidente».

El foco es el deseo de EEUU de fragmentar, aislar y doblegar a Cuba. De hacer invisibles los pricipios de Humanismo y Solidaridad aquí, y en cualquier lugar del Mundo.

El foco en estos días de nuestras vidas, es esta nueva forma de guerra que nos están aplicando, con mucho talento por cierto, pero que también será derrotada por todas y todos los habitantes de Cuba. Ahora hay mucha gente confundida. La confusión es humana y por tanto legítima. Pero cuando pasemos esta racha (y la vamos a pasar) muchas cosas se verán con claridad.

Luego de eso, derrotaremos a la Covid. Seguiremos trabajando en nuestro propio Reordenamiento Económico, al cual le tengo fe. Seguiremos luchando contra el dichoso Bloqueo. Y cuando este ya no exista, entonces estaré favorablemente dispuesto a integrar un Club de Debate para hacer foco en Miguel o en «fulano el próximo presidente».