Argentina: comunicadores denuncian situación de Bolivia tras el golpe de Estado

Tomado de Prensa Latina.

El Frente de Comunicadores por la Libre Expresión de los Pueblos alertó hoy en Buenos Aires, Argentina, sobre la grave situación en Bolivia y condenó la agresión a periodistas que cubren el golpe de Estado en ese país.

En una rueda de prensa, destacados periodistas argentinos y extranjeros que integran el colectivo, expresaron su solidaridad con reporteros agredidos en Bolivia, perseguidos y evacuados en el caso de varios argentinos, y calificaron de ataque bestial el golpe de Estado.

“Desde 2007 comenzó este intento de golpe de Estado contra Evo Morales”, denunció la periodista y escritora Stella Calloni, quien recordó las varias intervenciones y estallidos con el afán de voltear al Gobierno del primer presidente indígena boliviano.

Calloni resaltó que en esa nación hermana “siempre existió un apartheid”, resaltó que “desde 1952 hubo presencia de la CIA y la DEA y los mismos sectores que hoy encabezan toda esta situación son los mismo del intento de golpe de Estado en 2008 contra Evo Morales”.

“Pido la solidaridad con este país, que detengamos esta masacre”, resaltó la autora de “Operación Cóndor, pacto criminal” y “Evo en la mira”, entre otros, quien remarcó además que “hoy Estados Unidos sigue con su empeño de dominar su patio trasero para saquear sus recursos”.

Stella Calloni, periodista argentina, presidenta del CAPAC, autora del libro “Evo en la mira”.

Por su parte la boliviana Verónica Zapata urgió a la comunidad internacional condenar el golpe civil, militar, policial y mediático que vive su nación, “un golpe violento y sangriento, que está masacrando al pueblo”, manifestó. 

“Las imágenes de horror que llegan nos hacen recordar épocas pasadas, de torturas, de persecución política”, remarcó tras subrayar que el proceso de cambio en Bolivia impulsado por Morales desde 2006 “no tiene que ver solo con lo material sino a nivel simbólico porque reivindicamos nuestra cultura e identidad”.

A su turno, el politólogo argentino Atilio Borón enfatizó que la reciente forma de golpes blandos contra gobiernos populares en la región, en el caso de Bolivia fue reemplazado por una vuelta a la forma más primitiva y brutal de golpes latinoamericanos de la década del 60 del pasado siglo. 

“Fue un golpe de Estado a la antigua”, sostuvo tras denunciar el papel y complicidad de las Fuerzas Armadas y de la Policía de Bolivia que, “como en el caso de muchos países de América Latina, han estado profundamente penetradas y entrenadas por distintos brazos del aparato norteamericano a lo largo de los años”.

Por su parte el director del medio Resumen Latinoamericano Carlos Aznárez, subrayó que “éste fue un golpe planificado desde hace mucho tiempo por el imperialismo norteamericano y que hay que mirar quienes están detrás”. 

“Está claro que Bolivia le molestaba, como le molesta Venezuela y Cuba y como le va a molestar el gobierno de Alberto y Cristina Fernández en Argentina”, dijo.

Asimismo, hizo un llamado a la izquierda y resaltó que a Evo Morales no lo golpearon por los errores que cometió, sino por los éxitos conseguidos, el primero, incluir a una población que siempre fue excluida, poner en alto el nombre de Bolivia los foros internacionales. 

En tanto el investigador y filósofo mexicano Fernando Buen Abad advirtió que “hoy se está ante una guerra de información y es urgente ponerle nombre, lugar y fecha a toda la información que transita, conocer el tejido profundo metido en esta danza porque en la medida en que no clarifiquemos al enemigo podemos caer en una larga lista de confusiones”.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.