Argentina: AMIA, sobreactuación de los asesinos para la agenda del imperio

Este año la escenificación de los cómplices y encubridores de la matanza de la AMIA llegó a alturas de paroxismo, el mismo paroxismo al que llega hoy la Argentina en su sumisión a la agenda imperial, en la que se insertan los actos oficiales del 18 de julio.

por Leonardo Del Grosso

Este 18 de julio, en el 25 aniversario de la masacre impune de la DAIA-AMIA, como todos los años, en Argentina se expresa el contraste entre los cínicos ritos de los asesinos y las manifestaciones de los familiares y allegados a las víctimas que buscan consecuentemente la verdad. Pero este año el aniversario fue especialmente utilizado para la agenda de los mismos imperialistas que hicieron el atentado.

Asesinos y encubridores versus familiares de las víctimas

Los primeros, entre los que se encuentra la politiquería mercenaria y, como una expresión de ella, el gobierno anti-argentino y anti-pueblo de Mauricio Macri, intentan imponer el falso relato que atribuye la masacre a un falso culpable, al mismo tiempo que encubre a los verdaderos autores, que son ellos mismos. Es una política imperial que el anglosionismo lleva a cabo en todo el mundo y que caracteriza a su diabólica doctrina. Ellos mismos cometen crímenes atroces para culpabilizar a sus enemigos, en lo que se conoce como “operaciones de falsa bandera”. (1)

Los segundos, familiares de los asesinados por estos criminales, buscan encontrar la verdad, identificar a los culpables, a los autores de la matanza. Esta búsqueda de justicia es lo que los llevó a descubrir la verdadera trama, a descubrir las mentiras y a chocar una y otra vez con la muralla de encubrimientos que está constituída por la “institucionalidad”, por los jueces de los Tribunales Federales, por políticos que forman parte del contubernio siniestro, por autoridades de la DAIA y la AMIA, por estados como el Estado Terrorista de Israel y el Estado Terrorista de EEUU, por presidentes como Menem, De la Rúa o Macri…

Todas las acciones oficiales en torno de este 25 aniversario de la matanza de la DAIA-AMIA son una gran teatralización de la mentira, la hipocresía manifestándose en un modo apoteótico. Todos sabemos cuál es la verdad. Todos sabemos que ni Irán, ni Hezbolá, ni Siria, tuvieron nada que ver con los atentados. Hay periodistas y abogados que han investigado con honestidad y profundidad tanto sobre el atentado a la DAIA-AMIA como también sobre el atentado contra la embajada de Israel en Argentina, realizado dos años antes que el de la DAIA-AMIA, periodistas y abogados que han aportado sustancialmente a llegar a la verdad. Todos sabemos que si hoy, después de 25 años, hay impunidad, es porque los encubridores (entiéndase jueces, autoridades religiosas, políticos, presidente, etc.), operaron intensamente para eso. Todos sabemos que no hubo ninguna trafic, que la explosión fue desde adentro, que hubo un juez federal que pagó para que imputados mientan, que hubo condenados sin pruebas, que hubo pericias falsas, que hubo y hay sabotaje a la investigación seria, y que hay juicios por encubrimiendo donde están imputados funcionarios del Estado en sus más altos niveles, etc., etc., etc.

Sabiendo todo eso, que estos criminales, por supuesto, también saben, esto es lo que estos diablos, con Macri a la cabeza, hicieron y organizaron a 25 años de la masacre de la que son cómplices:

  • a las 9.53 hacer sonar las sirenas y, además, pasarlas en cadena nacional por radio nacional.
  • decretar duelo nacional en todo el país.
  • incluir al suicidado agente sionista, el ex fiscal Alberto Nisman, como “una de las víctimas” por las que se prende una vela, sumando una velita, correspondiente al mentiroso occiso Nisman, a las 85 velas que prenden por los masacrados.
  • realizar el acto oficial, adonde concurren todos los cómplices de la masacre, frente a la sede de la DAIA-AMIA, que es donde se desarrolla, año a año, uno de los capítulos más importantes de esta alucinante superproducción de cinismo (allí, el actual titular de la AMIA, Ariel Eichbaum, cual actor de teatro, afirmó serio: “mientras vivamos en la impunidad, el dolor permanece igual que en 1994”, al mismo tiempo que manifestó, en un relato fantasioso que no resiste el menor análisis: “nunca fuimos ni seremos funcionales a ningún poder de turno que quiera utilizar la causa AMIA para un interés partidario o electoral”.).
  • realizar un minuto de silencio y leer uno por uno los nombres de los masacrados.
  • proyectar en el acto una producción audiovisual que muestra hoy a personas nacidas el 18 de julio de 1994.
  • coordinar con el Consejo Publicitario Argentino la emisión de una propaganda durante cortos de series televisivas de 1994, publicidad que dice lo mismo que dijo el cínico Eichbaum: “en impunidad el dolor permanece igual que en 1994”.
  • colocar en las cercanías del acto oficial a un todoterreno blindado “Humvee”, verde oliva (igual a los que circulan por naciones invadidas por Estados Unidos en Oriente Medio), con dos sujetos uniformados asomándose muy pertrechados, encapuchados y con casco, con carabinas y ametralladoras (no son de ningún ejército regular, son de la Policía Federal).
  • criticar el Memorándum de Entendimiento con Irán, que fue el único intento real, desde el Estado, de abrir un proceso institucional donde la verdad pudiera llegar a salir a la luz pública.
  • apuntar a falsos autores, como Hezbolá e Irán.
  • señalar a Hezbolá, por decreto inconstitucional de Macri, como “organización terrorista”, y disponer la congelación de sus activos.
  • crear, por decreto inconstitucional de Macri, una lista negra, el Registro Público de Personas y Entidades Vinculadas a Actos de Terrorismo y su Financiamiento (Repet), donde a gusto y placer estos asesinos incluirán a todas aquellas personas que ellos estimen, al mejor estilo de una dictadura militar.
  • criticar el desempeño en los últimos tiempos del Ministerio Público Fiscal y de la Unidad Federal de Investigaciones-AMIA que, hasta enero, había sido conducida por el radical Mario Cimadevilla el que, habiendo sido nombrado por Macri, renunció denunciando que éste quería convertir la Unidad Especial de Investigación AMIA en una “unidad especial de encubrimiento”.
  • hacer el 18 de julio (¡qué casualidad!) uno de los fraudulentos juicios orales, en este caso en La Plata, contra el preso político Fernando Esteche, el único detenido (de manera alevosa y manifiestamente ilegal e ilegítima) por el Memorándum de Entendimiento con Irán (Memorándum que es una acción de gobierno aprobada por ambas cámaras del Congreso Nacional).
  • presentar el libro “Justicia Perseguirás” (compilado de expresiones de varios agentes internacionales del anglosionismo: Angela Merkel, Antonio Guterres, Donald Trump, Jair Bolsonaro, Michelle Bachellet, Luis Almagro, Tabaré Vázquez, además de Mauricio Macri, entre otros), del Congreso Judío Latinoamericano, en el Museo de la Casa Rosada y con la presencia de Macri.
  • reproducir en el acto oficial un mensaje del Papa Francisco, bendiciendo el cínico evento.
  • contar con la (lamentable) colaboración de los artistas Lito Vitale y Juan Carlos Baglietto para sumar emotividad al hipócrita montaje, artistas que intepretaron, para regocijo de los perversos, una de sus canciones.
  • ampliar el plazo para la demanda de indemnizaciones (obviamente, también por decreto) para quien se presente como víctima de la matanza (la intención del gobierno aquí sería “fidelizar” hacia la camarilla de los asesinos a familiares y allegados, o usufructuar la masacre por el lado de obtener dinero de ella).
  • impulsar en el Congreso modificaciones para que sea legal juzgar a un acusado en ausencia (y así condenar inocentes de otros países).

Hasta aquí el relato de lo directamente relacionado con el protagonismo oficial directo y de este contubernio diabólico. Seguramente me quedan en el tintero muchas otras escenas y hechos de esta farsa monumental.

Los segundos, los familiares y allegados de las víctimas, realizaron numerosos actos de denuncia y repudio al complot de los asesinos, actos organizados por sus diferentes expresiones representativas.

Esto es lo que expresaron los que verdaderamente luchan por la memoria, la verdad y la justicia:

  • “Mauricio Macri decidió continuar con la impunidad”. Laura Ginsberg, familiar de una de las víctimas y referente de La Asociación Por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA).
  • ”Hoy se llevó adelante el acto oficial en Pasteur 633, organizado por aquellos que no quieren saber la verdad, que son cómplices del ocultamiento. Que defendieron a aquellos que estaban siendo enjuiciados en el juicio que terminó en febrero, AMIA y DAIA me refiero. Lamento profundamente que haya familiares que los acompañen”. Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas y referente de la Agrupación 18-J, que realizó, horas después del acto oficial, su propia manifestación frente a la sede de la DAIA-AMIA.
  • “¿Qué hicieron Galeano, sus secretarios, y los ex fiscales Mullen y Barbaccia durante once años? ¿Qué hicieron Nisman y su fiscalía con casi cincuenta personas durante diez años? ¿Por qué Nisman no avanzó en nada de nada? ¿Por qué Galeano armó una causa falsa para no encontrar a los verdaderos culpables? ¿Qué perseguía el gobierno de Menem al dejar el atentado en total impunidad? ¿Por qué la dirigencia comunitaria judía avaló y acompañó el encubrimiento? ¿Por qué este Gobierno ordenó a sus abogados que dejaran de trabajar para obtener justicia?”. Periodista Iván Schargrodsky, en el acto que realizó la organización de familiares de víctimas, Memoria Activa, en Plaza Lavalle, frente a tribunales.
  • ”No vamos a aceptar menos que justicia para nuestros muertos”. Ezequiel Churba, familiar de una de las víctimas, en el acto de Memoria Activa.

Muchas “casualidades”

Además de las medidas del gobierno de Macri ya descriptas, muchas otras “casualidades” desmienten las afirmaciones del presidente de la AMIA, Ariel Eichbaum, respecto de los pretendidos decoro y honestidad de esa organización y su no complicidad con el terrorismo sionista.

Todo lo que describo a continuación sucede de casualidad, y la AMIA-DAIA está en el medio de todo esto, si… también de casualidad. Veamos: el arribo del secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, en una gira por varios países de Latinoamérica que comenzó por Argentina; su visita a la sede de la AMIA, donde fue recibido por el propio Eichbaum; el anuncio, en el mismo momento en que Pompeo se encontraba en la AMIA, de la acusación del gobierno de EEUU a un pretendido integrante de Hezbolá, Salman Raouf Salman, de ser el autor intelectual del atentado contra la AMIA, ofreciendo 7 millones de dólares de recompensa por información sobre su paradero y congelanado sus activos; el explícito apoyo del Estado Terrorista de Israel a las medidas tomadas por Macri contra Hezbolá; la realización en Buenos Aires de la Reunión Ministerial de Antiterrorismo en el Hemisferio Occidental, que contó con la participación de Pompeo y donde se emitió un duro documento contra Hezbolá; el acuerdo entre Estados Unidos, Argentina, Chile y Brasil para crear un “mecanismo de cooperación regional” contra el terrorismo, anunciado el 19 de julio; el allanamiento al canal C5N el mismo día 18 del aniversario de la masacre de la AMIA; la gigantografía en la Casa Rosada de la primera pisada del hombre en la luna, un hecho que es una clara propaganda yanki… Todo, casualidad…

Evidentemente, en este aniversario de la masacre de la AMIA no sólo se repite la superproducción de hipocresía de todos los años, impulsada por el sionismo para victimizarse y para manipular y para imponer sus designios, sino que esta vez la cínica escenificación alcanzó al paroxismo, inserta en la agenda imperial, esa que exhibe hoy Estados Unidos en la desesperación de su decadencia y la intención de recuperar la iniciativa en lo que ellos consideran territorio de su dominio.

En la contracara, no es sólo la lucha por la Memoria, la Verdad y la Justicia, sino por la Indendencia Nacional para que Argentina no sea colonia.

Notas:

(1) Ejemplos de operaciones de bandera falsa hay miles… aquí van algunos:

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.