Palestina ocupada: rechazan oferta de coalición del debilitado Netanyahu

Luego que saliera debilitado de las recientes elecciones, Netanyahu ofreció realizar una coalición para poder formar gobierno, pero su rival más fuerte la rechazó, todo lo cual sigue acentuando la debilidad de la entidad sionista.

tomado de Al Manar, de varias. Traducido por Al Manar en castellano

El rival más fuerte del primer ministro israelí Benyamin Netanyahu, Benny Gantz, rechazó su oferta de coalición, luego de que el resultado en las últimas elecciones generales del régimen terminara en un punto muerto.

El partido centrista Azul y Blanco de Gantz quedó ligeramente por delante del Likud de Netanyahu en las elecciones que celebradas el martes. Sin embargo, ambos carecen del número de escaños en el parlamento de 120 miembros para formar un bloque gobernante.

Netanyahu, el líder más antiguo de “Israel”, instó a Gantz, el ex jefe del ejército, a reunirse con él el jueves.

Netanyahu se había comprometido a formar un gobierno de derecha dirigido por el Likud. “Pero, para mi pesar, los resultados de las elecciones muestran que esto es imposible”, dijo Netanyahu en un mensaje de vídeo el jueves. “Benny, debemos establecer un gobierno de unidad, tan pronto como hoy”.

Gantz, en respuesta, dijo sin mencionar a Netanyahu y su solicitud, que él mismo formaría una coalición “liberal”, lo que implica que no se convertirá en aliado de Netanyahu.

Moshe Yaalon, otro líder importante de los Azules y Blancos, dio una respuesta más detallada al final del día, diciendo que su partido no estaba dispuesto a unir fuerzas con el Likud, principalmente debido a los inminentes cargos de corrupción dirigidos contra Netanyahu.

“No entraremos en una coalición liderada por Netanyahu”, dijo Yaalon.

“Ha llegado el momento de que digáis a Netanyahu: “Gracias por todo lo que has hecho”, dijo Yaalon a los miembros del Likud, que aún deben mostrar signos de rebelión contra el primer ministro.

El rápido rechazo dejó a Netanyahu “sorprendido y decepcionado”, lo que lo llevó a repetir el llamamiento.

Gantz había adoptado una posición similar en el transcurso de la campaña y sugirió varias veces que una alianza solo sería posible si Likud abandonaba a Netanyahu.

La elección se produjo cinco meses después de otros comicios no concluyentes en agosto, donde Netanyahu, una vez más, no pudo formar un gobierno mayoritario.

Con el 99 por ciento de los votos contados, los medios israelíes dicen que un bloque de derecha liderado por el Likud puede controlar 55 de los 120 escaños del parlamento y una alianza de centro-izquierda 57.

A pesar de su rivalidad, Netanyahu y Gantz solo mantienen diferencias pequeñas en temas clave, lo que significa que incluso si Netanyahu se retirara después de cinco períodos en el cargo, no son de esperar cambios significativos en las políticas del régimen de Tel Aviv en los temas de Oriente Medio.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.