Noruega: Vacuna Pfizer, «demasiado peligrosa» para los muy mayores

Tras elevar a 29 las personas que murieron después de recibir la inyección de Pfizer y BioNTech contra COVID-19, Noruega ha expresado una creciente preocupación por la seguridad de esa vacuna en las personas mayores.

CAPAC – tomado de HispanTV

Noruega advierte que la vacuna estadounidense Pfizer contra el nuevo coronavirus, causante de COVID-19, es “demasiado peligrosa” para las personas muy mayores.

Tras elevar a 29 el número de personas que murieron después de recibir la inyección producida por Pfizer y BioNTech contra la COVID-19, todas mayores de 75 años, Noruega ha expresado una creciente preocupación por la seguridad de esa vacuna en las personas mayores.

Según ha indicado este sábado la Agencia Noruega de Medicamentos, citada por Bloomberg, mientras la vacuna Pfizer era la única disponible en Noruega, todas las muertes están vinculadas a esta vacuna.

La agencia, que ha evaluado la muerte de 13 personas e investiga otras 16, dice que todos los casos estaban relacionados con “personas mayores con graves trastornos básicos”.

Además, ha informado que la mayoría de las personas ha experimentado efectos secundarios, como náuseas y vómitos, fiebre, reacciones locales en el lugar de la inyección y empeoramiento de su afección subyacente.

Estos hallazgos han llevado a Noruega a sugerir que las vacunas Pfizer pueden tener demasiados riesgos para las personas muy mayores y con enfermedades terminales.

“Para aquellos con la fragilidad más severa, incluso los efectos secundarios relativamente leves de la vacuna pueden tener graves consecuencias. Para aquellos que tienen un período de vida restante muy corto de todos modos, el beneficio de la vacuna puede ser marginal o irrelevante”, ha concluido el Instituto Noruego de Salud Pública.

Noruega ha comenzado la vacunación contra el nuevo coronavirus a finales de diciembre pasado y ha administrado al menos una dosis a unas 42 000 personas, centrándose en aquellas consideradas de mayor riesgo si contraen el virus, incluidos los ancianos.