Líbano: en día de Ashura Nasralá dice la verdad sobre ejército sionista

“El legendario ejército invencible se ha convertido en un ejército de Hollywood y se ha vuelto incapaz sobre el terreno” atestiguó Nasralá en su discuro de Ashura sobre la realidad del ejército de Netanyahu.

por Redacción de Al Mayadeen en castellano. Tomado de Al Mayadeen en castellano

En un discurso ofrecido este martes en ocasión del Día de Ashura, Nasrallah volvió a denunciar los crímenes del régimen de (Israel) contra el pueblo palestino y defendió el derecho del regreso de los refugiados palestinos a la patria ocupada.

El secretario general de Hizbullah, Sayyed Hassan Nasrallah, hizo hincapié en la capacidad de ampliar las nuevas opciones de resistencia ante la expansión de las sanciones de Estados Unidos contra El Líbano y añadió que el gobierno libanés debería actuar frente a ellas.

En un discurso ofrecido este martes en ocasión del Día de Ashura, Nasrallah volvió a denunciar los crímenes del régimen de (Israel) contra el pueblo palestino y defendió el derecho del regreso de los refugiados palestinos a la patria ocupada.

Nasrallah confirmó que los libaneses abortaron el intento israelí de cambiar las nuevas reglas de confrontación establecidas desde 2006, y que la resistencia respondió al reciente ataque del ocupante en el suburbio derribando el avión no tripulado en las afueras de la localidad de Ramia.

El legendario ejército invencible se ha convertido en un ejército de Hollywood y se ha vuelto incapaz sobre el terreno”, afirmó.

Señaló que un aspecto de la fuerza de la resistencia es que el enemigo establece por primera vez un cinturón de seguridad dentro del territorio ocupado por una profundidad de 5 km. Apuntó que romper las líneas rojas no significa abandonar la Resolución 1701, “teniendo en cuenta que (Israel) no la respeta”.

Al señalar que El Líbano respeta la Resolución 1701 y que Hizbullah forma parte del gobierno que respeta la resolución, Nasrallah expresó que, si los israelíes asaltan El Líbano, los libaneses tienen derecho a defender a su país y no hay líneas rojas en absoluto.

El líder de Hizbullah dejó claro que la mayoría de los países en el mundo se conectaron con el gobierno libanés “para evitar nuestra respuesta y esto demuestra nuestra fuerza”.

“Los libaneses debían actuar como fuertes y capaces de proteger su tierra, mar, petróleo, agua e incluso el cielo”, subrayó.

Asimismo, consideró las sanciones de Estados Unidos contra El Líbano “una agresión que busca ejercer presión económica y financiera después del fracaso de las guerras de la entidad sionista contra la resistencia”.

Dichas sanciones, según Nasrallah, se impusieron tras el fracaso de la política de EE.UU. ejercida mediante guerras por encargo en El Líbano y Siria.

Cualquier supuesta guerra contra el eje de la resistencia será el fin de la entidad israelí y de los sueños estadounidenses en la región

Nasrallah también comentó que la situación económica en El Líbano no es desesperada y existe la posibilidad de tratarla si la seriedad necesaria existe.

“El Líbano debe saber que es fuerte con la ecuación del ejército, el pueblo y la resistencia, y que el gobierno debe defender y proteger a los libaneses y no implementar los deseos y decisiones estadounidenses”, precisó.

Por otro lado, condenó la profanación del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, del sagrado Haram al-Ibrahimi.

En ese sentido, afirmó “el compromiso eterno con Palestina como nuestra causa central a pesar de todos los precios”.

“Reafirmamos el compromiso con los derechos de los palestinos en El Líbano y los defenderemos”, dijo.

Sobre la guerra en Yemen, Nasrallah manifestó que “el pueblo yemenita hoy es el título de la opresión y el asedio, y que la guerra en su contra se ha convertido en absurda con el apoyo estadounidense”.

Enfatizó que “Arabia Saudita debe darse cuenta de que su guerra en Yemen, con el apoyo de Estados Unidos, solo conducirá a la derrota, y que las batallas de Abyan y Adén confirmaron la falsedad de las acusaciones de la coalición sobre los objetivos de la guerra”.

El dirigente de la Resistencia renovó el llamado para detener la brutal agresión contra Yemen y dejar a los yemenitas decidir su propio destino.

Sayyed Hassan Nasrallah abordó la situación en Bahrein y consideró a ese régimen como traidor, que asaltó a su pueblo, y continúa normalizando su relación con el enemigo sionista.

A su vez, declaró su rechazo a cualquier guerra contra Irán, que sería contra todo el eje de resistencia y tendría como objetivo liquidar la cuestión de Palestina.

“No somos neutrales y no lo seremos en la batalla del bien y el mal. Cualquier supuesta guerra contra el eje de la resistencia será el fin de la entidad israelí y de los sueños estadounidenses en la región”, declaró.

“El imán Khamenei es el líder del eje de resistencia y nuestro líder e Irán son el corazón del eje, la base principal y el mayor apoyo”, subrayó.

En respuesta al discurso de Nasrallah, los medios israelíes informaron que el dirigente de la Resistencia se estaba burlando de las maniobras de desinformación del Ejército israelí al decir que este se convirtió en un ejército de Hollywood.

“Las palabras de Nasrallah son una prueba más de que la maniobra de ejército israelí es una tontería”, dijo el analista israelí en asuntos árabes, Yoni Ben Menachem.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.