La gran paradoja: Cuba produce vacunas y EE.UU. le impide adquirir Jeringas para aplicarlas

“Hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba … privar a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar el hambre, la desesperación y el derrocamiento del Gobierno» (Lester D. Mallory / 6-04-1960)

CAPAC – por Alberto Mas / tomado de Motor Económico

El 6 de abril de 1960 del Subsecretario Asistente para Asuntos Interamericanos, Lester D. Mallory, informaba al Departamento de Estado de Estados Unidos a través de un memorándum secreto que:»… La mayoría de los cubanos apoya a Castro(… ) el único modo previsible de restarle apoyo interno es a través del desencanto y la insatisfacción que surjan del malestar económico y las dificultades materiales(… ) hay que emplear rápidamente todos los medios posibles para debilitar la vida económica de Cuba(… ) una línea de acción que, aun siendo la más mañosa y discreta posible, logre los mayores avances en privar a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar el hambre, la desesperación y el derrocamiento del Gobierno».

Ese mismo año el presidente Eisenhower decretó el «embargo» económico y comercial a Cuba, lo que significó aplicar el mayor bloqueo de la historia a un país, además, en tiempos de paz, con el agravante de aplicar efectos extraterritoriales a aquellos países o empresas que mantengan relaciones comerciales con la Isla.

Según el último informe emitido por Cuba de afectaciones sufridas por este genocida bloqueo que le aplica los Estados Unidos, presentado en Naciones Unidas y votado por 184 países con la sola oposición de los EE.UU. y su socio multipropósito Israel, alcanza la cifra de 1 billón 377 millones 998 mil dólares.

Solo entre abril 2019 y diciembre 2020, plena pandemia del covid-19, el bloqueo afectó a Cuba en 9.157 millones de dólares. Para poder cuantificar esto, podemos ver que esto significa que en 1 día de bloqueo se podrían adquirir los materiales para construir 288 departamentos de dos ambientes, con un día sin bloqueo se podrían adquirir 138 ómnibus urbanos, pero también 12 horas de bloqueo significan el equivalente a la insulina anual necesaria para todos los pacientes insulino-dependientes del país o que tres días de bloqueo equivalen a los lápices, libretas y materiales docentes de un curso escolar.

En ésta situación Cuba ha desplegado en plena pandemia más de 40 brigadas médicas a los países que se lo solicitaran, incluido del mal llamado primer mundo, para colaborar en la lucha contra el coronavirus, y se convirtió en el único país en investigar, desarrollar y proponerse inmunizar a su población con una vacuna propia, y hacerlo sin los aportes de capitales privados, lo hace íntegramente con el esfuerzo estatal.

De esta forma, Cuba tiene en pleno desarrollo cinco candidatos vacunales, con dos de ellos, Soberana 02 y Abdala, ya está efectuando la intervención masiva de su población, incluso, iniciando la aplicación a la población pediátrica.

Además, Cuba ha desarrollado y produce 17 medicamentos para tratar el covid, los más conocidos por su eficacia, el Interferón Alfa B2 Recombinante y el Juzvinzay, los preventivos como el Nasalferón y el PrevengHo Vir. Una política de estado iniciada en 1965 cuando Fidel Castro funda el Centro Nacional de Investigaciones Científicas, en 1982 el Centro de Investigaciones Biológicas y en 1986 el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología.

Los resultados a la vista, al 3 de julio, los fallecidos por covid en Cuba llegaron a 116 por millón de habitantes, con un 0.67 de letalidad, mientras en Argentina tenemos 2.155 muertos por millón, con una tasa de letalidad de 2.11% y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires 5.112 muertos por millón de habitantes y 2.37 de tasa de letalidad, solo para seguir comparando, en EE.UU. los muertos por millón de habitantes llegan a 1.899 y la letalidad a 1.8%.

¿Se notan las diferencias de una política donde se pone al ser humano en primer lugar, y aquellas donde lo que importa es la rentabilidad empresarial?

Esto no es casualidad, Cuba invierte de su presupuesto, a pesar del bloqueo norteamericano, el 27% en Salud y Asistencia Social y en Educación el 21%, tiene 8 médicos cada mil habitantes (más del doble de Argentina y el triple de los EE.UU.) y ha logrado bajar la mortalidad infantil de 60 cuando triunfa la Revolución a 4 cada mil bebes nacidos vivos (Argentina 8.8 y EE.UU. 8.2).

Pero con todos estos logros, Cuba sigue siendo sistemáticamente agredida por EE.UU., en pandemia se le impidió recibir respiradores e insumos médicos, entre otras medidas financieras como la recepción de remesas y el impedimento para efectuar transferencias en dólares y sanciones a las empresas y bancos que operen con Cuba.

Esto trae aparejado la gran dificultad para conseguir las jeringas y agujas necesarias para completar la vacunación de su población, la gran paradoja, el país que desarrolla y fabrica sus vacunas tiene problemas para aplicarlas porque un tercer país, el más poderoso del mundo, pone trabas a terceros para que obtenga las jeringuillas necesarias.

Esta situación generó en la solidaridad internacional, en principio, una indignación tremenda, el imperio y sus secuaces aplicando la política de “que se mueran los que se tienen que morir”, pero al mismo tiempo, generó una movilización del activo solidario que lanzó una poderosa campaña, primero a nivel nacional, que luego fue tomada a nivel continental y en Europa también, que se denominó “Tu solidaridad rompe el Bloqueo – Jeringas para las vacunas cubanas”

En forma mancomunada el Movimiento Argentino de Solidaridad con Cuba (MAS Cuba), la Unión de Residentes Cubanos en la Argentina (URCA) y la Agrupación de Graduados en Cuba (A.A.Gra.Cuba) coordinaron los esfuerzos, abrieron una cuenta bancaria (cuenta corriente Banco Credicoop N° 191-173-010100/3 CBU 1910173855017301010032 a nombre de la Casa de Amistad Argentina-Cubana de Buenos Aires) y comenzaron la campaña solidaria que ya efectuó el primer envío de 380.000 kits de jeringas y agujas para Cuba, en una operación coordinada con la línea aérea Cubana de Aviación, está en preparación un segundo embarque de aproximadamente 300.000 kits, y se han fijado la meta de aportar solidariamente un millón.

Mientras a nivel mundial, ya la cifra de jeringas y agujas para vacunar en Cuba adquiridas, superan los seis millones.

La solidaridad rompe todas las barreras, la solidaridad hace realidad esa máxima Martiana de que “Patria es Humanidad”

Especial para #MotorDomingo