Irán intima a los EEUU a abandonar el Golfo Pérsico

EEUU sigue molestando con su insidioso y prepotente accionar en el Golfo Pérsico. Irán le advierte de las consecuencias y lo intima a retirarse de la región.

CAPAC – tomado de HispanTV

Irán rechaza la presencia ilegal de EE.UU. en el Golfo Pérsico y advierte a las tropas norteamericanas que abandonen la zona para evitar mayor tensión.

“La presencia de las fuerzas extranjeras, sobre todo las estadounidenses [en el Golfo Pérsico] es ilegal e ilegítima, además de que es la fuente principal de la inseguridad, tensión e inestabilidad en la zona”, ha señalado este lunes el portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi.

El diplomático persa ha defendido en una rueda de prensa por videoconferencia las patrullas regulares de las fuerzas iraníes en el Golfo Pérsico y en el mar de Omán, considerando que son necesarias para mantener la seguridad de estas aguas estratégicas.

Musavi ha comentado un incidente con buques de guerra de EE.UU. en el Golfo Pérsico ocurrido el pasado 15 de abril. La Armada estadounidense dijo al respecto que 11 barcos del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) realizaron “maniobras peligrosas y amenazantes” cerca de los buques norteamericanos, afirmación que rechazó la fuerza élite iraní.

El CGRI aconsejó el domingo en una nota a los estadounidenses “que sigan las regulaciones internacionales y los protocolos marítimos en el Golfo Pérsico y el mar de Omán y que se abstengan de cualquier aventura y de inventar historias”.

“Sigan las regulaciones internacionales y los protocolos marítimos en el Golfo Pérsico y el mar de Omán y absténganse de cualquier aventura y de inventar historias”.

CGRI

Musavi, a su vez, ha denunciado que la presencia estadounidense en el Golfo Pérsico impide el libre movimiento y las patrullas regulares de las fuerzas iraníes en esas aguas y exige la completa retirada de todas las tropas foráneas de la zona.

“Instamos a todas las fuerzas extranjeras a abandonar la región”.

Seyed Abás Musavi

Desde el pasado mes de julio, EE.UU. intenta, en vano, crear una coalición que vigile las vías fluviales en el estrecho de Ormuz, que conecta el mar de Omán al Golfo Pérsico, en el marco de su política de “máxima presión” contra Teherán para reducir a cero las exportaciones iraníes de crudo.

La República Islámica ha advertido que hará frente a todo buque extranjero que trate de penetrar en sus aguas territoriales con dudosas intenciones y que cualquier error de Estados Unidos en el Golfo Pérsico recibirá una respuesta decisiva.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.