Historia de los golpes de estado en Bolivia – parte 24 (última)

“Soy abogado, analista político y de Inteligencia. Como abogado tuve relaciones con agentes de la DEA y la CIA cuando estaban en la base en Chimoré, en el Chapare, desde los años 90 hasta 2005 y después he mantenido relaciones con algunos de ellos y comunicaciones personales con colaboradores o empleados en la embajada norteamericana. Eso me ha permitido manejar algo de información para mis análisis.

CAPAC – Por Froilán González y Adys Cupull

XXIV.- INFORME DE JESÚS CARRERA.

El mismo guion para todos los tiempos.

“Sobre la intervención de los norteamericanos en Bolivia siempre la hubo y desde los años 80, creció con la presencia de la DEA que infiltró prácticamente a todo el gobierno, en especial los ministerios de Gobierno (Interior), la Presidencia, Relaciones Exteriores, el Alto Mando Militar y la cúpula de la policía. Después proliferaron las fundaciones y ONG que siguen las políticas de la CIA e infiltran y captan agentes o colaboradores en todos los sectores y oficinas gubernamentales.

“La CIA está en Bolivia desde los años 50, y la DEA desde finales de los 70 pero se entronizó con los Golpes de Estado de Banzer y García Meza, ambos con apoyo de la Embajada de Estados Unidos y el financiamiento de grupos de narcotraficantes con el beneplácito de los norteamericanos.

“Durante el gobierno de García Meza su Ministro del Interior, Luis Arce Gómez, favoreció a sus socios del clan Roberto Suárez, primo hermano de Arce Gómez y Sonia Atala, ambos financiadores del Golpe de Estado de 1980, Sonia era miembro de la mayor corporación de la droga y del más poderoso clan en Bolivia dirigido por una mujer.

“Atala, cruceña y sobrina del narcotraficante Hugo Hurtado-Candia, vendía televisores y radios en Panamá hasta que fue contratada por Luis Arce Gómez y después del Golpe de 1980 varios capos de las drogas se instalaron en Bolivia y Arce Gómez puso a Sonia a cargo de tráfico de cocaína y lavado de dinero.

“Es muy hermosa, pero fatal, podía ordenar la muerte de cualquiera en cualquier parte del país. Su mansión en Santa Cruz fue conocida como   la “Casa de las torturas”, debido a los tormentos y asesinatos crueles a sus competidores, era protegida por un grupo de paramilitares organizados por el neonazi Klaus Barbie.

“Atala fue muy poderosa, comenzó a trabajar para la DEA cuando se negó a pagar un envío de cocaína al Cartel de Medellín, la denunciaron y la DEA la reclutó y la utilizaron como testigo clave en el juicio a Luis Arce Gómez en Estados Unidos, se declaró culpable y recibió una sentencia menor a cambio de información incriminatoria y declarar contra Evo Morales.  

“Para las elecciones de 2019 se avecina la ejecución del plan de la CIA y la DEA contra Evo Morales y aplicar el expediente sucio de ¨narcotraficante¨ montado durante años y a varios de sus más cercanos colaboradores, para solicitar la extradición y condenarlos en Estados Unidos y de no lograr la extradición, secuestrarlos o asesinarlos.

“Han tejido una novela,  apuntalada con múltiples declaraciones de sus agentes, ex agentes y oficiales o autoridades comprometidos y amenazados por la DEA, obligados a acogerse a la condición de testigo protegido; entre ellos los generales René Sanabria y Oscar Nina, el mayor Fabricio Ormachea, el fiscal Marcelo Soza, el norteamericano Jacob Ostreicher y el ex prefecto y senador por el departamento de Pando, Roger Pinto y otros nombres que sorprenderán a muchos.

“La operación para detener al general René Sanabria, se reunieron en la embajada americana por los agentes de la DEA Reginald Tillery, Andy Banks y el oficial de la CIA Rodney Delano Smith, para ultimar detalles de la operación que culminaría con la detención de Sanabria en Panamá. 

“En la prensa se denunció que agentes de la CIA y de la DEA, Salvador Leyva y Edgar Fernando Fritz, viajaron a Bolivia como parte de un operativo para fabricar pruebas e involucrar a figuras del Gobierno de Evo en actividades de narcotráfico y afectar su imagen, pretendían utilizar a ex miembros y oficiales activos de la Policía como supuestos testigos. 

“Esas revelaciones se publicaron y provocaron gran revuelo en la embajada norteamericana porque se sintió descubierta y temieron que Evo los expulsara como había hecho con la USAID y en menos de 24 horas de la publicación la embajada de Estados Unidos anunció el retiro de la Oficina de Asuntos Antinarcóticos de Bolivia.

“El reconocido periodista Jaime Salvatierra denunció que esta conspiración se la reveló una fuente suya de la embajada norteamericana y también le informó que la CIA había llegado a ofrecer a través de un agente secreto radicado en Santa Cruz hasta un millón de dólares a los falsos testigos que colaboraran en esta trama.

“Ellos prepararon a opositores y periodistas para iniciar una campaña exigiendo investigar hasta dónde conocía el presidente las supuestas actividades de tráfico de drogas de sus más cercanos funcionarios, entre ellos el viceministro antidroga Felipe Cáceres y lanzar una matriz de opinión internacional para criminalizar y estigmatizar al gobierno boliviano en la lucha contra el narcotráfico y afectar la reelección de Evo en los comicios de 2014.

“Después se conoció que una parte de la información fue fabricada y entregada en Paraguay a un conocido agente de la CIA por un oficial boliviano a las órdenes de la embajada de Estados Unidos en La Paz. La estación de la CIA en Paraguay es poderosa y apoya las conspiraciones contra Bolivia, lo mismo que la de Brasil y la de Perú. La Policía Federal de Brasil y la de Perú tienen tareas concretas de la CIA de hacer inteligencia en las fronteras con Bolivia y alimentar el expediente de Narco estado que le fabrican a Evo Morales.

“Antiguos agentes de la DEA con los que aún me comunico, contaron que sus jefes Alex Romero, Andy Banks, Reginald Tillery nunca se han desvinculado del expediente a Evo Morales por el supuesto Narco Estado y me han confirmado la información con analistas y periodistas de investigación sobre el espionaje de los Estados Unidos en Bolivia, le sugiero se entrevisten con algunos de ellos, les puedo dar los nombres y la ubicación e incluso prepararles una cita.

“El Plan de la CIA y la DEA para evitar la victoria de Evo Morales en octubre de 2019 es provocar un Golpe suave, acusarlo de fraude electoral y quizás otro tema de faldas con presunto tráfico de influencias, corrupción o inmoralidades y repetir la historia del periodista y agente de la CIA Carlos Valverde cuando denunció públicamente presunto tráfico de influencias de Evo por la relación con Gabriela Zapata.

“Posteriormente se reveló que Valverde se había reunido en Santa Cruz, con el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos Peter Brennan y otros personeros de esa misión diplomática, información que el propio Valverde admitió.

“Lo activarán con poco margen, para que no tenga tiempo de revertir la mentira ni su efecto, y para desmoralizar y desmovilizar a los masistas frente a las manifestaciones de calle solicitando violentamente la renuncia del binomio Evo Morales-Álvaro García Linera.  En medio de la confusión, llamaran a las Fuerzas Armadas y a la Policía, para hacer respetar la Constitución y el plan es totalmente Made in USA.

“La CIA y la DEA llevan años reclutando y minando sectores sociales de los cocaleros de los Yungas, cooperativistas mineros, fabriles y otros como los cocaleros de COFECAY (Consejo de Federaciones Campesinas de Los Yungas) y ADEPCOCA (Asociación Departamental de Productores de Coca) eran los llamados a dar legitimidad a las revelaciones de Estados Unidos y fueron entrenados para repetir que la coca del Chapare, cuya Confederación preside Evo, es destinada en un 80 % al narcotráfico.

“La CIA y la DEA reclutan a líderes cocaleros de los Yungas, les dan dinero y becas del Winter Institute en Estados Unidos, algunos regresan reclutados y otros comprometidos o chantajeados porque los inducen a cometer delitos o acudir a fiestas, casinos y prostíbulos en Estados Unidos con esos fines y hacer compras excesivas de productos, para después acusarlos de contrabandistas o traficantes.

“Hace unos años, 3 apropiadamente, se dio a conocer   el cuestionario que aplicaba el oficial CIA en Bolivia, interesado en estimular contradicciones entre cocaleros de Yungas y del Chapare y poner a los Yungas contra Evo Morales y los cocaleros del trópico de Cochabamba. 

“Yo conocí que la DEA tenían comprado a unos dirigentes de APDECOCA a quienes activaban en contra de Evo Morales para sostener que en los Yungas solo admitían la coca para el acullico, (masticarla) y los del Chapare para la cocaína, buscando un enfrentamiento entre los productores de ambas zonas.

“Se hizo público el intercambio de llamadas telefónicas entre el dirigente indígena Rafael Quispe Flores conocido como “Tata Quispe” y Eliseo Abelo, funcionario de la embajada de Estados Unidos de origen boliviano a cargo de los contactos con el sector indígena, campesino y cocalero. Las llamadas entre Quispe y Abelo se hicieron públicas y se conoció como solicitaba apoyo financiero para sus actividades opositoras contra Evo Morales, sus ministros y sus colaboradores o militantes del MAS. 

“La oposición en Bolivia está financiadas por la Embajada de Estados Unidos y Rafael Quispe Flores es uno de ellos, que lo han proyectado con la propaganda de “un indio sacará a otro indio” y ha pactado con las fuerzas de derecha, está considerado un traidor, un mercenario y asalariado de la derecha, se ha planteado que carece de moral para hablar en nombre de los campesinos.

“La embajada norteamericana le paga para que denuncie y acuse a dirigentes del MAS que molestan a los norteamericanos y se encuentra bajo chantaje porque la CIA conoce que es propietario de bares, cantinas y prostíbulos clandestinos en la ciudad del Alto.

“El expediente de Evo lo vienen fabricando desde hace años y hay cantidad de agentes de la embajada americana dedicados exclusivamente a esa tarea, y varias oficinas de la embajada atienden a esos agentes por sectores: en la Policía, en la Fuerzas Armadas, en el poder Judicial, en partidos de oposición, en la prensa, en el sector campesino y cocalero.

“El boliviano Eliseo Abelo es empleado de la embajada norteamericana y recluta a bolivianos para cursos y becas en el exterior, especialmente a policías, periodistas y campesinos cocaleros.

“El también boliviano Javier López Videla en la embajada norteamericana está al frente del reclutamiento dentro de la Policía, invita a oficiales a cursos en el extranjero, como fachada de los reclutamientos de agentes y entrenamientos de la CIA y la DEA.

“Esos cursos los realizan en Lima, es la Academia Internacional para el Cumplimiento de la Ley, una fachada de la CIA y especie de Escuela de las Américas, para sus planes conspirativos contra los gobiernos de izquierda y progresistas de América Latina. En el último curso participaron ocho oficiales de la Policía boliviana y los vínculos con los servicios secretos norteamericanos nunca han cesado.

“Los policías que prestan servicios en la embajada norteamericana en La Paz y el consulado en Santa Cruz, son utilizados como civiles para hacer labores de espionaje y seguimiento a figuras políticas, movimientos sociales, ubicación de residencias y conocer las actividades de ellos y sus familiares.

“Los servicios de inteligencia de Brasil, Chile, Perú, Argentina y Paraguay, colaboran con Estados Unidos, con información de Inteligencia, radioescuchas y con operaciones especiales en las fronteras.

“La CIA cuenta con un grupo de periodistas asalariados en toda la región dedicados a montar campañas en prensa y fabricar libros contra el supuesto Narco Estado de Evo.  Son conocidos asalariados de la CIA para la campaña que intenta posicionar la matriz del Narco estado boliviano entre ellos Douglas Farah norteamericano, Duda Teixeira brasileño, Emilio Martínez uruguayo, Gerardo Reyes colombiano y Casto Ocando venezolano.

“Como les resulta muy difícil convertir a Evo en narcotraficante, tratan de mancharlo a través de alguien de su entorno. En ese plan estaba el ex prefecto y senador por el departamento de Pando,Roger Pinto, se fugó hacia Brasil con la colaboración del encargado de Negocios de ese país, Eduardo Saboia, un diplomático reclutado por la inteligencia estadounidense cuando cumplía misión en Washington. La CIA apoyó, estimuló y financió esa fuga.

“Ese diplomático le organizó a Pinto múltiples reuniones con el encargado de Negocios de Estados Unidos Larry Memmott y acordaron que, desde Brasil, debía revitalizar la campaña de denuncias contra Evo Morales atacando a varios de sus principales ministros.

“Roger Pinto fue diputado y senador por el partido ultraderechista del dictador Hugo Banzer, director de la iglesia Bautista, técnico del Banco Central de Bolivia, presidente de la Cooperativa de Teléfonos de Pando, de la Corte Electoral, de la Asociación de Ganaderos y Secretario ejecutivo regional de Acción Democrática Nacionalista, el partido de Banzer.

“Participó en una masacre de campesinos y vendió tierras fiscales, lo condenaron a varios años de prisión, pidió asilo político en la embajada brasileña y tiempo después fue conducido bajo escolta diplomática brasileña hasta la ciudad de Curumba y se fugó.

“Al llegar a Brasil la CIA le preparó una entrevista con el periodista Duda Teixeira de la revista Veja con el objetivo de vincular a funcionarios y ministros de Evo con el narcotráfico. Texeira al referirse a Juan Ramón Quintana, Ministro de la Presidencia, escribió que era el autor de las declaraciones más anti norteamericanas del gobierno de Morales y le atribuyó la responsabilidad de la expulsión de la DEA.

“Daban tanta importancia a esta farsa que se trasladó hasta Brasil el jefe Regional de la DEA con el objetivo de tomar contacto con Pinto y hacer ajustes sobre su papel en la campaña internacional contra Evo y sus ministros. Se denunció que los agentes estadounidenses orientaron a la Policía Federal del Brasil recolectar información para engrosar el expediente contra Juan Ramón Quintana.

“Se conoció que Santa Cruz era el centro de operaciones de la DEA para América del Sur y el salir de Bolivia no lo perdonan a Evo y a su Ministro Quintana.

“Tras la detención del mayor de la policía Fabricio Ormachea en Estados Unidos días después de la fuga de Pinto, el periodista Gerardo Reyes de Univisión de Miami afirmó que Ormachea era el principal operador político de Juan Ramón Quintana y repitió el guion de la CIA.

“Conocí por oficiales de la Policía, que Ormachea hizo varios viajes a Estados Unidos para encontrarse con la CIA y el FBI, sin saber que lo preferían preso para engrosar el expediente contra Evo y sus cercanos colaboradores.

“También se fugó el norteamericano Jacob Ostreicher cuando lo estaban procesando en Santa Cruz por vinculaciones con el narcotráfico; la evasión fue organizada y ejecutada por oficiales CIA y de la Seguridad de la embajada norteamericana. 

“El jefe de la operación fue Geoffrey Frederick Schadrack, jefe de la CIA en la embajada, que persuadió al encargado de Negocios Larry Memmott de la necesidad de defender a Ostreicher por el dominio de información comprometedora y su trabajo para la CIA desde hacía varios años.

“En el operativo participó Eric Carlo Camus; Ostreicher fue llevado por tierra hasta Perú sin registrar ingreso por ningún punto de control migratorio y en Lima recibió documentos en el consulado norteamericano.

“La misma prensa norteamericana reveló que uno de los objetivos principales de la DEA en Bolivia era comprobar la supuesta relación del entorno íntimo de Morales con el narcotráfico y de la denuncia se encargaron los senadores norteamericanos Ted Cruz, Bob Menéndez, Marcos Rubio   y Dick Durbin, apoyados por Luis Almagro Secretario General de la OEA, al señalar: “Bolivia se encamina en una dirección muy peligrosa, alineándose con regímenes ilegítimos como el de Nicolás Maduro”.

Trump, Pompeo, sus senadores sirvientes, Almagro y los racistas bolivianos, quieren descuartizar a Evo Morales como los colonialistas españoles con Túpac Amaru y Túpac Katari, pero ambos volvieron una y otra vez, porque como los volcanes llevan la conciencia en las entrañas de la tierra y se vuelven millones.

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.