Granma Internacional: 55 años informando sobre Cuba (+Videos)

Actualmente, el semanario Granma Internacional circula en más de 38 países, en inglés, francés, alemán, portugués e italiano. En febrero de 1996, este periódico se convirtió en el primer medio de prensa cubano en Internet.

CAPAC – tomado de Granma

Granma Internacional fue pionero de la comunicación de Cuba hacia el mundo. Su primer número se editó el 20 de febrero de 1966 cuando se celebró en La Habana la Primera Conferencia de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina.

Para ese encuentro, conocido como La Tricontinental, la dirección de Granma diario decidió editar un periódico en español, inglés y francés que sería recibido por los cientos de dirigentes de organizaciones revolucionarias, políticas y sociales, y los numerosos periodistas que asistían al evento.

El Granma diario se había creado cuatro meses antes. El 3 de octubre de 1965, Fidel había anunciado que Granma se creaba a partir de la fusión de los diarios Revolución y Hoy, hasta entonces instrumentos políticos del Movimiento 26 de Julio y del Partido Socialista Popular, y que devendría Órgano Oficial del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

Finalizada La Tricontinental, se decidió seguir imprimiendo este periódico en tres idiomas para trasladar al exterior la verdad de Cuba y la mayor información posible de América Latina.

Ya no aparecía diariamente, sino una vez cada semana. Contenía las informaciones de más interés y de mayor carga política e ideológica del diario Granma. En consecuencia, llevaría el nombre de Resumen Semanal Granma.

El periodista Alberto Rubiera, de origen comunista, pero muy vinculado al 26 de Julio, fue el primer director de Granma Internacional, cargo que ocupó por largo tiempo.

Rubiera conocía perfectamente tres lenguas: español, inglés y francés.

Gabriel Molina Franchossi, quien también fuera director de Granma Internacional después, escribió al respecto en 2016:

«Recibimos apoyo de muchos compañeros, y en especial de la dirección del Partido y de su Departamento Ideológico.

«Comenzamos entonces bajo el nombre de Resumen Semanal de Granma, una de las alternativas que se discutían en la reunión mencionada. Otra era la inspirada en Le Monde Hebdomedaire, con la idea principal de que no podíamos limitarnos a reproducir el diario: el ámbito de esta publicación era diferente, y por lo tanto así tenían que ser sus contenidos, lo cual se alcanzó más tarde, cuando comenzaron a cuajar las ideas de la unidad de la lucha en los tres continentes y se abrió paso la impronta de Fidel y el Che en Africa, en particular la epopeya de liberación de las colonias portuguesas, donde Cuba demostró que no eran meras palabras la disposición de derramar hasta nuestra sangre, como se aseguró antes por Fidel, si se necesitaba para completar la estrategia de liberación de Viet Nam en Asia: Cuba subsistió en América, así como desde abril de 1975 con Cuito Cuanavale y Cangamba en Angola y para ayudar a la independencia de Namibia».

En esos tiempos su formato fue de 12 páginas tamaño sábana. No tenía anuncios. El 12 de febrero 1984, se comenzó a editar en portugués. Se consolida su circulación con miles de suscriptores, individuales y de organizaciones políticas, estudiantiles, sindicales, religiosas, de solidaridad y otros grupos sociales.

Desde entonces, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y Cubana de Aviación adquieren ejemplares que circulan por el mundo.

En el perfil del Resumen Semanal de Granma, en su primera etapa, estaba reproducir los discursos del presidente Fidel Castro y otros dirigentes, los editoriales, documentos históricos, informaciones del quehacer de la Revolución Cubana para llevar su verdad al mundo, enfrentando agresiones y provocaciones.

Esa política editorial continúa hoy, con un cuerpo y estilo de redacción propios, y un variado perfil editorial, pues se divide en Nacionales, Internacionales, Culturales, Deportes, Sociedad… Sus traductores trabajan en su lengua materna, con nivel universitario y experiencia en la traducción.

A partir de 1990, el semanario sufrió las consecuencias de la desaparición del campo socialista y la URSS. No obstante, se logró mantener cada semana el periódico.

Fue entonces cuando se le cambió el nombre a Granma Internacional, con 16 páginas a tamaño tabloide. Se incluye en sus páginas lo que se conoce como publicidad noble, la promoción de servicios de salud y el turismo con sus variantes, incluidos anuncios de compañías aéreas cubanas.

A pesar de las dificultades del período especial, gracias a la solidaridad y un redoblado esfuerzo por resistir, Granma Internacional incorpora otros tres idiomas: alemán, italiano y turco (que ya dejó de emplearse en nuestras traducciones). Entonces pasa a ser la única publicación en América Latina con siete idiomas en una edición periodística regular.

En 1992 comienza una novedosa modalidad: las reimpresiones de la publicación, con la ayuda de amigos y organizaciones políticas en diversos países del mundo.

En febrero de 1996 Granma Internacional se inserta en Internet. Fue el primer medio de prensa en Cuba en dar ese paso hacia el futuro.

«El sitio web de Granma Internacional fue el primero de la prensa cubana, desde inicios de 1996, ante la necesidad de aprovechar las ilimitadas posibilidades de esa plataforma para hacer llegar al mundo nuestro mensaje», puntualiza Franchossi.

«Después el querido amigo Jesús Montané fue decisivo desde su responsabilidad cercana al Comandante en Jefe Fidel Castro. Montané nos envió al amigo Robert Sajo, un canadiense que nos ofreció hospedaje para nuestro sitio en sus servidores en Canadá, a niveles necesarios para llegar al resto del mundo. Así pudimos salir, al principio, enviando un auto con los materiales en disquetes a Infomed, en La Habana, y después por vía electrónica. La acogida fue en términos que no exagero en calificar de maravillosos; pronto teníamos millones de impactos. La Unión de Periodistas de Cuba nos reconoció como pioneros con un diploma entregado por Fidel en el Congreso de la organización al entonces director de Granma, Frank Agüero», agrega.

El 2020 fue un año atípico, en el que tuvimos el gran reto de mantener la vitalidad de nuestra publicación aún en tiempos excepcionales impuestos por la pandemia de la COVID-19. En el periodo se reajustaron las fuerzas, se organizó mejor el trabajo y se evidenció, una vez más, el compromiso de nuestro equipo con su publicación, y la buena salud que mantiene la responsabilidad, consagración y el sentido de pertenencia dentro del colectivo.

Se publicaron las ediciones previstas, aunque en todos los idiomas las cantidades se vieron afectadas al no haber turismo en la Isla y cerrarse la entrada y salida por nuestros aeropuertos.

Granma internacional llegó a su 55 aniversario, en 2021, con presencia en más de 38 países en seis idiomas.

Continuamos como un referente para otras publicaciones en tanto terceros se sirven de nuestras traducciones por la calidad que alcanzan. Con respecto al diseño, desde el 19 de junio de 2020 nuestras páginas se imprimen en colores.