Fotoreportaje de la llegada de Evo y García Linera a México

Evo Morales ha llegado la mañana de este martes a México, después de que el Gobierno mexicano le concediera asilo político.

Tomado de Resumen Latinoamericano

A su arribo ha sido recibido por el secretario mexicano de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en el hangar de la Sedena, antiguo hangar presidencial.

(Foto: Juan Vicente Manrique/Infobae México)

Morales ha pronunciado unas palabras acerca de la situación que se vive en su país. “Estamos muy agradecidos porque el presidente de México me salvó la vida”, ha aseverado.

El expresidente ha asegurado que ha sido víctima de un golpe de Estado, ya que su “delito es ser indígena”, y se ha manifestado convencido de “que solo habrá paz cuando se garantice la justicia social”.

Morales ha denunciado que la Policía y las Fuerzas Armadas se han sumado a la oposición en el golpe en su contra. “Seguimos en política. Mientras tenga vida, seguiré luchando.

Estoy seguro de que los pueblos del mundo tienen todo el derecho a liberarse. Pensé que acabamos con la discriminación, pero surgen nuevos grupos que no respetan la vida”, ha afirmado.

Mientras tanto, el mandatario ha reiterado que ha decidido “renunciar para evitar derramamiento de sangre en Bolivia”.

(REUTERS/Luis Cortes)

Evo Morales terminó su discurso en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. Después se retiró con Marcelo Ebrard y más funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Partirán en un comboy hasta un destino que se mantiene en secreto por razones de seguridad.

La noche del lunes, a través de Twitter, Morales anunció que partía rumbo a México, al tiempo que expresó que le dolía “abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía”.

(Foto: Juan Vicente Manrique/Infobae México)

DISCURSO DE EVO A SU LLEGADA A MEXICO

«Hermanas y hermanos, si algo de delito tengo (…) es ser el indígena Evo. Si algo de pecado tenemos, de la mano con el vicepresidente, es que hemos implementado programas sociales para los más humildes, buscando la igualdad, la justicia. Estoy convencido de que sólo habrá paz cuando se va a garantizar la justicia social y nuestro peor delito o pecado es que ideológicamente somos antiimperialistas».

«Que sepa el mundo entero, no por este golpe (de Estado) voy a cambiar ideológicamente. No por este golpe voy a cambiar de haber trabajado en los sectores más humildes. Saben muy bien, hemos reducido bastante la pobreza en especial. Es una lección más para aprender, es una lección más también para fortalecer la lucha de los pueblos».

Reiteró estar muy agradecido con «las hermanas y hermanos. muchas gracias al presidente, muchas gracias al gobierno, estamos muy contentos. Lo más importante es estar con vida, eso es para mí seguir a lado del pueblo boliviano».

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.