Asamblea General de la ONU para tratar bloqueo a Cuba se pasa a mayo de 2021

La situación provocada por la pandemia del Covid-19, en especial la ciudad de Nueva York, sede de la ONU, obligó a transferir el período de sesiones 75 y el tratamiento a mayo de la consideración del proyecto de resolución sobre el bloqueo a Cuba.

CAPAC – con información del MinRex Cuba

La situación epidemiológica por la pandemia de COVID-19 a nivel global y en particular en Estados Unidos, incluida la ciudad de Nueva York, sede de la ONU, conllevará cambios en el desarrollo de los trabajos de la Asamblea General en su período de sesiones 75, que comienza en septiembre, e implica que se transfiera hasta mayo la presentación y consideración del proyecto de resolución sobre el bloqueo a Cuba, informó la cancillería de la isla.

En declaraciones a la prensa, la viceministra de Relaciones Exteriores Anayansi Rodríguez Camejo dijo que se ha decidido transferir la consideración del proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”, desde la fecha tradicional (entre fines de octubre y principios de noviembre) a mayo de 2021, durante la sesión reanudada del propio periodo de sesiones 75.

“Para esa fecha, esperamos haya una mejoría de la situación epidemiológica en la ciudad de Nueva York, sede de la Organización”, señaló Rodríguez Camejo, quien enfatizó que “esta decisión responde, únicamente, a las consecuencias epidemiológicas generadas por la pandemia de la COVID-19 y su impacto directo y práctico en los trabajos en la sede de la ONU”.

La situación generada por la pandemia “repercutirá en el debate y votación de la resolución que presenta nuestro país ante el plenario de la Asamblea General de la ONU, que año tras año ha contado con el apoyo de la comunidad internacional, que de manera casi unánime pide el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba”.

Tradicionalmente, la resolución ha sido presentada y adoptada por la Asamblea General de la ONU (AGNU) en el otoño.

Sin embargo –explicó la viceministra–, “no podría predecirse en este momento la situación de la pandemia en Estados Unidos y en la ciudad de Nueva York, en particular, para esa fecha. Más bien, los pronósticos indican que habrá un repunte de la enfermedad, por lo que se continuarían aplicando las medidas sanitarias y epidemiológicas en la sede de Naciones Unidas que, entre otras cuestiones, limitan al mínimo la presencia de delegaciones en sus instalaciones”.

La decisión cubana –continuó– toma en cuenta estos elementos y tiene el propósito de “garantizar el buen desarrollo del debate y de la votación, cuyos positivos resultados son seguidos con mucha atención por el pueblo cubano y la comunidad internacional”.

“Reafirmamos que mientras persista el bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba que, lejos de levantarse como reclama la comunidad internacional, se ha recrudecido incluso en estos tiempos de pandemia, Cuba no dejará de denunciar esta política en todos los escenarios posibles”, aseguró la vicecanciller.

Será la vigésimo novena ocasión consecutiva en que Cuba presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas su proyecto de resolución contra el bloqueo.

Durante la votación de 2019, el proyecto de resolución fue aprobado nuevamente por abrumadora mayoría, con 187 votos a favor, tres en contra (Estados Unidos, Israel y Brasil) y dos abstenciones (Colombia y Ucrania).

Dejá una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.